El 25 de marzo se estrenará la película “Encontrarás dragones”

El filme “Encontrarás dragones” (There be dragons), uno de cuyos protagonistas  es el Fundador del Opus Dei, se estrenará en España el próximo 25 de marzo. A partir de ese día podrá verse esta producción –dirigida por Roland Joffé y ambientada en la guerra civil- en los cines de Valladolid y de todas las capitales de provincia de Castilla y León. En estados Unidos está previsto su estreno en el mes de mayo.


A Roland Joffe se le recuerda también por “Los gritos de silencio”, ganadora de tres Oscars, y “La misión”, nominada a siete Óscars y ganadora de la Palma de Oro en Cannes.

El cineasta británico explica que “la historia relata la búsqueda del sentido de la vida y la posibilidad que tiene cualquier persona de ser santa”. En el reparto, destacan Charlie Cox, Wes Bentley, Rodrigo Santero y Olga Kurylenko, “una chica Bond”, además, Derek Jacobi, Geraldine Chaplin, Dougray Scout y Ana Torrent, en el papel de Dolores Albás, madre del santo barbastrense.

Entrevista con el director

Al protagonista, Josemaría Escrivá, lo encarna Charlie Cox quien manifestó que trató de acercarse a él “como hombre y no como religioso”. La película arranca cuando un joven periodista que vive en Londres toma la decisión de ir a España para ver su padre moribundo y reconciliarse. De manera casual, investiga a uno de los viejos amigos de su padre, un sacerdote fallecido, candidato a la canonización.

Según la sinopsis, “es una historia épica de acción, aventura y amor ambientada en la convulsa época de la Guerra Española. Narra las vidas de dos amigos de la infancia, Josemaría Escrivá (Charlie Cox) y Manolo Torres (Wes Bentley) que se ven separados por la agitación política previa a la guerra y eligen caminos opuestos cuando estalla el conflicto”.

Batalla en el puente

En este caso, “Josemaría opta por el camino del amor y la paz, se hace sacerdote y lucha para extender la reconciliación fundando el Opus Dei. En cambio, Manolo elige el camino del odio y la violencia, se involucra en una oscura trama de espionaje en las filas republicanas. Se obsesiona con una bella revolucionaria húngara que se ha unido a la milicia, movida por sus apasionados ideales”.

Los celos de Manolo le llevan a un trágico camino de traición cuando le rechaza la revolucionaria y se entrega a un líder miliciano, según el guión. El director manifestó en declaraciones recientes que “de todos los personajes de la película, Josemaría es el único que ha existido sobre el que abundan testimonios y pruebas. Creo que la representación que ofrecemos de su sensibilidad y sentido del humor, que indudablemente lo tenía, surge de los acontecimientos de su vida y muy cercana a lo que fue en realidad”.

Pelea en el seminario

Joffé explica que ha encontrado “un punto de vista honesto al trazar su perfil y tomar su fe en serio, como él lo hizo” y que su interés va más allá de un público religioso. “Es una película sobre creyentes y no creyentes”. Asegura que se quedó “profundamente impresionado por la convicción de Josemaría de que todos somos santos en potencia y espero que la gente que vea la película lo descubra en sus propias luchas y comprenda que ningún santo ha llegado a serlo sin haber luchado”, en declaraciones a Zenit.

Parte de la película se rodó en la localidad segoviana de Sepúlveda, cuyas calles se transformaron en el Barbastro de comienzos del siglo XX para el rodaje de escenas basadas en la vida de San Josemaría Escrivá.

La película, ambientada en la Guerra Civil, donde trata temas de amistad, amor, odio, traición, perdón y búsqueda del sentido de la vida. Una historia épica que entremezcla soldados revolucionarios, un periodista, su padre y un personaje real, el sacerdote católico Josemaría Escrivá.

En la coproducción española, argentina y estadounidense participaron 400 extras y el equipo técnico lo formaron 150 personas. La película costó 30 millones de dólares, procedentes de un fondo en el que participaron cien inversores privados, creado por Ignacio Gómez Sancha e Ignacio Núñez.

Secuencia de un registro

Gómez Sancha explicó a este periódico las razones para elegir a Roland Joffe. “Es mi director favorito desde que vi Los gritos del silencio. Le conocí en Madrid a principios de 2008 y explicó el proyecto, que carecía de financiación. La idea de que un agnóstico y libre pensador diera su propia visión sobre Escrivá me cautivó. Mi papel ha sido de crear un espacio de libertad creativa para que Roland haga su película”.

La película, en cuya financiación ha participado Antena 3 Televisión, está pensada “para toda persona a la que le interesen conflictos fundamentales de la vida humana. Es un filme no épico, ni religioso, tampoco propagandístico”. Según explica Ignacio Gómez, “está llena de personajes que ven la vida desde diversos puntos de vista y, por encima de todo, pretende provocar preguntas, más que dar respuestas. Nos interesa que conmueva a la audiencia y estamos seguros de que así ocurrirá. Está dirigida a todo el espectro de posibles espectador.

Crítica de Alberto Fijo

Entrevista a Roland Jofé (1)

Entrevista a Roland Jofé (2)

Anuncios