Vivir la Misa

El Director de la Edición Regional de LA  RAZÓN, Jesús Fonseca, escribe en la edición nacional del diario sobre Vivir la Misa, el reciente libro publicado por el Prelado del Opus Dei.

“Monseñor Echevarría pone en valor las perspectivas de verdadera realización humana que ofrece la fe cristiana a  mujeres y hombres de hoy; que la expresión de lo sobrenatural es lo más cercano y natural.”

“Hay algo, sin duda, algo  indescriptible en él, además de gozoso. Es abierto, espontáneo. Alegre, muy alegre. Siempre con la sonrisa en los labios. Le gusta  compartir. Tiene capacidad de arrastre. Pero es también un intelectual profundo.  Fue con Álvaro del Portillo la persona más cercana a San Josemaría. El santo de la vida ordinaria. El que marcó el camino: «No hay otro camino. O sabemos encontrar a Dios en nuestra vida ordinaria o no lo encontraremos nunca». Me refiero a Javier Echevarría  y me detengo en él a propósito de su última obra: Vivir la Santa Misa, que acaba de salir a la calle.  «Publico estas páginas -explica el prelado del Opus Dei- con el afán de fomentar el espíritu litúrgico que impulsa a cuidar el trato con Jesucristo». No es éste, en contra de lo que pudiera parecer, un libro denso. Al contrario, son unas páginas muy vivaces. Escritas  desde la fe en la presencia salvadora de Cristo en el diario vivir. Partiendo de la Misa como centro de la vida del cristiano, Monseñor Echevarría pone en valor las perspectivas de verdadera realización humana que ofrece la fe cristiana a  mujeres y hombres de hoy. Demuestra, una vez más, como ya lo hiciera en Itinerarios de vida cristiana,  que la expresión de lo sobrenatural es lo más cercano y natural.  La de Echevarría es una Misa coherente entre la disposición interior, los gestos y las palabras. Que ahonda, también, en algo que no está precisamente de moda en los tiempos que corren:  la unidad entre doctrina y vida.”

Anuncios