Más de quinientas personas de Valladolid asistieron a la Jornada de la Familia en Torreciudad presidida por el Prelado del Opus Dei

familia41.jpg

El sábado 8 de setiembre se celebró en el Santuario oscense de Torreciudad la XVIII Jornada Mariana de la Familia. En la concelebración Eucarística, que presidió el Prelado del Opus Dei en una mañana plenamente soleada, Mons. Javier Echevarría recordó que este año la Jornada coincidía con la fiesta de la Natividad de Santa María, Madre nuestra y “puerta por donde se accede a la Vida, por donde se profundiza en el camino de amar santamente a Cristo”.

El optimismo desde la fe

El Prelado del Opus Dei animó a los padres a huir del pesimismo en la educación de los hijos. “Con cierta frecuencia se comenta que, en estos tiempos, corren aires difíciles para la educación de los hijos. Con un acusado pesimismo, a veces se escucha que, incluso cuando los padres y hermanos procuran hacerlo bien, no es posible evitar que algún hijo se tuerza; o añaden que resulta casi una utopía que todossalgan adelante con vida recta. No os desaniméis: con la gracia de Dios, siempre se puede alcanzar ese buen objetivo; hay muchos ejemplos de innumerables hogares que, con tesón y esfuerzo, con optimismo cristiano y humano, han logrado ese ambiente familiar que verdaderamente ha formado magníficamente a sus hijos”.

Mons. Javier Echevarría también ha recordó unas palabras de San Josemaría sobre la familia.Si tuviera que dar un consejo a los padres, les daría sobre todo éste: que vuestros hijos vean (…) que procuráis vivir de acuerdo con vuestra fe, que Dios no está sólo en vuestros labios, que está en vuestras obras; que os esforzáis por ser sinceros y leales, que os queréis y que los queréis de veras”. Entre las actuaciones posteriores, cantaron varias canciones los vallisoletanos Lurdes Rivero y Javier de las Peñas con sus nueve hijos.

Anuncios